Registrarse  |  Chat  |  Buscar  |  Miembros  |  Grupos de Usuarios  |  Login 




Bienvenido a mi foro

Aviso: Escritores y lectores de historias en la red. Venid al nuevo foro de webnovelas y pedid vuestra sección, hagamos que este género esté en el lugar que se merece, lo más alto, por las personas que regalan su arte sin pedir nada a cambio. Entrad, leer, disfrutad, y a los escritores, poned vuestras novelas y promocionemos el foro. Os espero a todos allí. http://andinaproducciones.foroactivo.net

Responder al tema
 CAPÌTULO Nº 12: LA MALDAD SE UNE Y EL AMOR SE DESUNE 
Abel Blades
lo mejor del foro


lo mejor del foro

Registrado: 26 Ene 2009
Mensajes: 991
Ubicación: Lima, Perù
Reputación: 212
votos: 1
Sexo:Este usuario es un Hombre
Responder citando
CAPÍTULO N° 12: LA MALDAD SE UNE Y EL AMOR SE DESUNE

Alejandro mira a Vanesa… Vanesa se muerde los labios, mira con lujuria a Alejandro, Alejandro la mira muy sonriente…

Vanesa: Es un placer Alejandro
Alejandro: No puz, el placer es mío y solo mío, señorita Vanesa – Daniela sonreía y a Nicole no le gustaba que Vanesa coquetee con Alejandro –
Daniela: Que bueno que salgas a pasear con mi hermana Alejandro, no sabes cuanto te lo agradezco, ella se siente algo triste en estos días…
Alejandro: Supongo que tu también… tu también te debes sentir muy mal… vi todo lo que pasó en la empresa, es una pena…
Daniela: Gracias, muchas gracias Alejandro… no sabes lo mucho que aprecio tus palabras, aunque siempre hemos sido distantes, siempre te he tenido en mi corazón – La mirada de Alejandro se alumbra, se pone feliz –
Alejandro: Muchas gracias Daniela, ahora me tengo que ir… ¡Nos vemos Daniela! Ah, y nos vemos Señorita Vanesa…
Vanesa: No me llevas, es que yo también voy de salida… supongo que puedes llevarme ¿No?
Alejandro: Ahhhh… si… - Nicole escucha ese si, y se molesta –
Nicole: ¡NO! Alejandro no mete a cualquiera a su carro, así que no creo que tú puedas entrar – Alejandro la mira sorprendido, al igual Vanesa –
Daniela: ¡Ay Nicole! Pero Vanesa no es cualquiera, es mi mejor amiga…
Alejandro: Nicole, tranquila, mañana vengo a verte, para seguir conversando… vamos Señorita Vanesa…
Vanesa: Muchas gracias – ambos salen, Nicole se amarga –
Nicole: ¡AY ME CHOCA! Me choca que se haya ido con Vanesa…
Daniela: ¿Qué pasa hermanita? Estás celosa…
Nicole: Para nada, no, en verdad, si, si estoy celosa… pero no son celos carnales, son celos diferentes, muy diferentes…
Daniela: Eso espero, Alejandro solo puede ser tu amigo, no algo más entendiste…
Nicole: Si, por supuesto, yo lo se muy bien… solo lo veo como un amigo, tú sabes que yo amo a Pablo…
Daniela: Hablando de Pablo, ¿Cómo te fue con el?
Nicole: Mal, mal… pero bueno, ya veré como me amisto con el después… ya veré, ahora me voy a mi cuarto, nos vemos más tarde…
Daniela: Si, anda hermanita… anda – Nicole se va a su cuarto –



Calle:

Saúl le apuntaba con su pistola a Antonio…

Antonio: Vamos, dispara… atrévete a dispararme…
Saúl: No me retes, porque lo hago… y ahí si que te vas para el otro mundo…
Antonio: No te tengo miedo, no eres nada… eres un simple idiota…
Saúl: Ya me hartaste – trata de jalar el gatillo, pero Antonio agarra la pistola, ambos empiezan a forcejear, Antonio le quita el arma y lo empuja, Saúl cae al suelo –
Antonio: Eso es para que veas que aquí el que manda soy yo… ahora déjame llevar a este muchacho a un hospital – Saúl se para –
Saúl: No lo haré, antes de que te lleves a este muchacho, tendrás que matarme… a ver, a ver si tú tienes las agallas para poder matarme…
Antonio: ¿Por qué no dejas que me lleve a este muchacho?
Saúl: Porque es mi cachorro, es mi muchacho y no voy a permitir que tú te lo lleves… yo me lo llevaré, yo y solo yo…
Antonio: Me siento responsable, yo lo atropellé, fui yo… ¡YO!
Saúl: No te preocupes, no pondré ningún cargo en tu contra, ahora tan solo deja el arma en el piso y vete, vete por donde venias…
Antonio: ¿Y si no lo hago qué…?
Saúl: Tendrás que matarme, antes de que yo te mate a ti…
Antonio: ¿Me matarías? ¿Y cómo…? Si ya no tienes pistola…
Saúl: Eso es lo que tú crees – saca una pistola – ahora, más halla, deja que me lleve a mi cachorro – ambos se estaban apuntando –
Antonio: Esta bien, esta muy bien… pero yo ya no me hago responsable de nada de lo que le pase, entendiste de nada…
Saúl: No se preocupe, el cachorro queda en mis manos… y son unas excelentes manos – Antonio deja la pistola en el piso y va hacía su carro, arranca – muy bien… muy bien… hasta que al fin te fuiste – recoge a Andrés que estaba tirado en el piso y lo tira al auto –



Empresa:

Jacinto Dipoilea estaba en la recepción, limpiándose la sangre que tenía en la boca, después del golpe que le propino Pablo…

Jacinto (pensamiento): Maldito Pablo… ¡JaJaJa! Pero te voy a matar… a ti y a todos… porque uno de estos malditos mató a mi padre… uno de estos sujetos mató a mi padre… y yo lo averiguaré… ¿PERO QUIÉN LO MATO? – En eso entra Don Martín a la empresa –
Don Martín: Usted debe ser el Señor Jacinto Dipoilea… eres el hijo de Ramón…
Jacinto: Así es… ¿Usted conoció a mi padre…?
Don Martín: Si, yo… y muchos… pero, si su padre murió hace tanto, porque recién viene usted a pedir sus acciones…
Jacinto: Por el mismo hecho que son mías y las puedo venir a utilizar cuando yo quiero o hay algún problema…
Don Martín: No ninguno, ninguno – Don Martín se pone a pensar: “Malcriado, igual que su padre… e igual que el morirás… te mataré igual que maté a tu padre” – Desde mañana tendrás una oficina en esta empresa…
Jacinto: Muy bien… muy bien, en realidad no me importa mucho el dinero, solo quiero convivir con ustedes… y saber algo… ¡Algo muy importante!
Don Martín: Así y que quieres saber…
Jacinto: Algo sobre mi padre, algo sobre el y su muerte – Don Martín se sorprende –
Don Martín: Pues no creo que puedas encontrar nada sobre tu padre y su muerte aquí, en esta empresa…
Jacinto: ¿Así…? Pues en cambio yo creo que voy a encontrar muchas cosas… ¡Muchas!
Don Martín: ¡Ja! Bueno, espero que así sea… ¡Ehhh! Me voy a mi oficina, nos vemos Señor Dipoilea…
Jacinto: Nos vemos Martín… Porque supongo que usted es Martín… el hermano de Javier
Don Martín: Si, pero dime Don Martín… no seas irrespetuoso…
Jacinto: Todavía no te ganas mi respeto… y tampoco creo que te lo ganes… ¡JaJaJa! – Don Martín se pone serio y se va – Viejo imbécil…



Carro de Antonio:

Antonio manejaba distraído, pero esta vez calmado… estaba pensando en Daniela… en el amor de su vida…

Antonio: Bueno, entonces… no entiendo… nosotros que somos ahora…
Daniela: Bueno, creo que nosotros somos ¡enamorados…! – Daniela sonríe –


Se le humedecen los ojos después de recordar ese momento… luego vuelve a recordar…

Antonio: Me alegra mucho de que hayas recapacitado y no hayas botado este amor que sentimos al tacho, me alegra mucho…
Daniela: Si, es que tienes que entender que estaba muy confundida, no sabía que saber, si luchar por nuestro amor o vencer las habladurías que luego vendrían…


Empieza a llorar, se detiene, deja de manejar…

Antonio (pensamiento): Al final ganaron las habladurías… ganó tu padre… ganaron todos… todos, menos nosotros… nosotros que nos amamos con pasión, con amor, con dulzura, solo nosotros no ganamos… los demás triunfaron – llorando empieza a recordar nuevamente –

Daniela: ¿Cómo sabías que iba a estar en ese parque…?
Antonio: Es que fue lo primero que se me vino a la mente… a parte estamos conectados, nuestras mentes están conectadas… y ambos sabemos como esta el otro, y donde esta el otro… donde esta el amor de mi vida…
Daniela: Eres muy lindo Antonio, el hombre más lindo que he conocido en mi vida – se empiezan a besar, en eso entra Don Martín junto a Ángel –


Antonio (pensamiento): Malditos sean… mi tío Martín es una mala persona y ni que decir de ese Ángel… los dos son unos malditos perros… por culpa de ellos ahora me siento destruido, sin ganas de vivir… sin ganas de luchar… sin ganas de amar… sin ganas de nada… de absolutamente nada… solo las ganas de llorar… ¡DE LLORAR…!



Carro de Alejandro:

Alejandro manejaba sonriente, a su costado Vanesa…

Vanesa: Eres muy guapo Alejandro… muy, pero muy guapo…
Alejandro: Usted también es muy guapa… demasiado guapa – le toca la pierna, Vanesa sonríe –
Vanesa: Deja de decirme usted… tan solo dime Vanesa, solo Vanesa – lo empieza a besar –
Alejandro: Tranquila Vanesa… tengo que manejar – la deja de besar – noto en tu rostro algo de maldad… mucha maldad…
Vanesa: Yo también, yo también noto en tu rostro maldad… esa cara de maldito que tienes me excita – lo vuelve a besar, Alejandro la empuja, ambos sonreían – pues si…mira, no es que sea mala… pero aborrezco a Daniela… la odio…
Alejandro: ¿Odias a tu amiga…? Tu si que estás loca… ¡Muy loca…!
Vanesa: Pues si, estoy loca – se empieza a reír - ¡MUY LOCAAAAAAAAA! – empieza a gritar en el carro –
Alejandro: Ahora la que me excita eres tu… ¡TU! – deja de manejar y estaciona el carro, luego la empieza a besar y se van sacando la ropa –
Vanesa: No sabes cuanto me gustas… papito… ¡Ay!
Alejandro: Espera… espera, antes quiero saber porque odias a Daniela… ¿Por qué…?
Vanesa: Eso luego te lo contaré… luego… yo quiero saber, tú, a quien odias…
Alejandro: ¡JaJaJa! Quieres saber a quien odio – la empieza a besar – odio a todo aquel que se meta con Daniela… odio a quien odie a Daniela…
Vanesa: ¡Uy, eso quiere decir que me odias a mi…!
Alejandro: No, contigo no me pasa eso… porque contigo me excito… contigo quiero placer – la vuelve a besar, y le abre la blusa, le empieza a besar los senos –
Vanesa: ¿Y por qué odias a los que odien a Daniela…?
Alejandro: Pues porque estoy enamorado de ella…

Oficina de Pablo:

Pablo pensaba en Nicole… tira de un manotazo todos los papeles que tenía en su escritorio… en eso entra Ricky…

Ricky: ¿Qué pasa Pablín? Te veo algo furioso, algo triste, algo melancólico… ¡JaJaJa!
Pablo: No, nada Ricky, todo bien, solo estoy un poquito… pero solo un poquito triste…
Ricky: Ya ves, yo lo sabía… y dime, ¿Por qué estás triste…?
Pablo: Nada… mira te voy a contar, pero júrame que no le vas a contar a nadie…
Ricky: Te lo juro… te lo juro, por la memoria de mi padre…
Pablo: Si lo haz jurado por tu padre, eso quiere decir que no le vas a decir a nadie, muy bien… pues… estoy enamorado de Nicole – Ricky se sorprende –
Ricky: Nicole… Nicole, la Nicole… la hija del jefe, de esa Nicole me hablas…
Pablo: Si de Nicole, la Nicole, la Nicole, la hija del jefe, de esa Nicole te hablo…
Ricky: ¡Ay mamacita! Que miedo, eso si me lo tienes que contar con lujo de detalles y con exageraciones… ¡Vamos Pablín! Contadme hijo mío…
Pablo: ¡JaJaJa! No hay nada que contar, solo me enamoré de ella… fue un día que la vi en un parque, me acerque la saludé y como la vi triste le obsequié un pañuelo… - empieza a recordar… -

Pablo: ¿Le pasa algo Señorita Nicole…? – Nicole lo mira, intrigada, Pablo con una sonrisa algo triste –
Nicole: No, no me pasa nada… ¿Quién es usted? – Pablo sonríe, algo aliviado –
Pablo: Mi nombre es Pablo, trabajo en la empresa de su padre… soy nuevo, por eso tal vez no sabe mucho de mí…
Nicole: Claro, tu eres el nuevo… te recuerdo…
Pablo: No debe llorar, sabía usted que las chicas hermosas, como usted, están prohibidas de llorar – Nicole sonríe, Pablo saca un pañuelo y le seca las lágrimas, ambos sonríen –


Pablo sigue contando la historia, y Ricky lo miraba con suma atención y ternura, Pablo empieza a recordar nuevamente…

Nicole: ¡JaJaJa! Eres un exagerado… y te ves muy lindo cuando exageras, y no solo cuando exageras, siempre te ves lindo – Pablo sonríe –
Pablo: Usted, señorita… también es muy, pero muy hermosa… la mujer más hermosa que he visto en mi vida – Nicole sonríe –


Pablo suspira… y deja de hablar…

Ricky: Entonces… si todo estaba tan bien como tu lo cuentas… ¿Qué ha pasado por qué estás tan triste…?
Pablo: Porque nos peleamos la última vez… y fue una pelea estúpida… una pelea de adolescentes de quince años…
Ricky: Pues ella tiene diecinueve, todavía es una adolescente, tienes que entenderla… todavía es una muchacha… y sobre todo es una muchacha impulsiva…
Pablo: Lo se, por eso ya no se que hacer… si ella se piensa portar así, pues yo no pienso criar a niñitas, yo quiero una mujer…
Ricky: Tu mismo te darás cuenta si ella es la mujer que tanto quieres o no… ¡TU MISMO! – Ricky sale de la oficina –
Pablo: Yo mismo… yo mismo, Ricky tiene razón…



Calle:

Saúl baja del carro y entra a la casa de Andrés, cargándolo a Andrés quien seguía inconsciente… Saúl tira a Andrés en un mueble y luego le tira una cachetada, Andrés despierta…

Saúl: Idiota, ¿Por qué saliste de la casa? Estas imbécil o que…
Andrés (algo dormido): Cállate… voy a salir, pero antes… dame droga, necesito más droga…
Saúl: No te voy a dar nada, si quieres droga tendrás que pagarla…
Andrés: Mira idiota, el jefe Alejandro dijo que me des la que yo quiera, la que yo quiera…
Saúl: Hace unas horas en la casa del jefe te di una bolsa, ¿Qué hiciste con ella…?
Andrés: Ya me la acabé…
Saúl: Estas imbécil, lo sabía, debes estar imbécil de tanta droga… no te puedes meter tanta droga en tan poco tiempo, no seas imbécil…
Andrés: Ese es mi problema Saúl, ahora… tu me das la droga, ¿Quieras o no…? – Saca una pistola –
Saúl: De donde sacaste esa pistola… ¿De dónde la sacaste…?
Andrés: ¡JaJaJa! La recogí cuando el idiota que me atropello la dejó en el piso, como vi que tú no la recogiste, lo hice yo… ¡JaJaJa!
Saúl: O sea que si estabas despierto, maldito… no eres tan idiota como pensaba, pues ahora mismo sueltas esa pistola… ¡LA SUELTAS…!
Andrés: Pero antes de mato… te mato mi querido amigo Saúl, porque eso necesitas tu… necesitas morir para ya no dañar a nadie… ¡A NADIE…!
Saúl: Tranquilo cachorro, no te atrevas a hacer cosas de las que luego te puedas arrepentir… ¿Después quién te daría droga…? ¿Quién…?
Andrés: Igual tu no me darás nada… ¿O si…?
Saúl: Por supuesto, claro que te voy a dar – saca de su bolsillo una bolsa – Toma, tómala, agárrala – Andrés agarra la droga y luego se guarda la pistola en el bolsillo y empieza a aspirar la droga –
Andrés: Ahora si, me tengo que ir, tengo que visitar a alguien… ¡TENGO QUE HACERLO! ¡JaJaJa!



Carro de Alejandro:

Vanesa: ¿Qué haz dicho…? Espera – Alejandro la seguía besando – No, ya no… ¡SUÉLTAME! – Alejandro la deja de besar
Alejandro: ¿Qué te pasa…? ¿Qué tienes? ¿Acaso ya no quieres…?
Vanesa: Claro que quiero, pero no puedo creer que tu también estés enamorada de la maldita de Daniela, todos los hombres que me interesan están enamorados de esa maldita, aunque tu no me interesas tanto…
Alejandro: No me digas que te interesa el estúpido de Ángel…
Vanesa: Claro que no, el que me interesa es el papito de Antonio, el es el que me interesa, aunque con Ángel también tengo algunos encuentros, pero es solo porque quería hacerle daño a Daniela, pero al final me di cuenta que acostarme con Ángel no le causa ningún daño…
Alejandro: ¿Antonio? Tu también estás enamorada de ese idiota al igual que Daniela, malditas perras… no se que le ven a ese idiota, y encima Daniela es su prima, mira debemos hacer algo, unirnos para separarlos… unidos haremos una gran fuerza, mira, yo te ayudo con Antonio y tu me ayudas con Daniela… ¿Qué dices…?
Vanesa: ¿Así…? Y si no te ayudo que… ¿Piensas hacerme algo…?
Alejandro: Tal vez a ti no, pero al imbécil de Antonio si…
Vanesa: ¿Y que le harías?
Alejandro: Simplemente matarlo…
Vanesa: Estás loco… yo no te voy a permitir que lo mates, además podemos encontrar soluciones más pacíficas…
Alejandro: Por eso, tu me ayudas con Daniela y yo te ayudo con el idiota de Antonio, esa es una solución inteligente y pacífica…
Vanesa: Muy bien, muy bien… entonces te ayudaré, pero si yo me entero de que tu me estás traicionando, te juro, pero te juro que te mato, te mato… porque tu tampoco me conoces, yo soy capaz de matarte… entendiste, soy capaz de matarte…
Alejandro: Tranquila, tranquila, yo sería incapaz de traicionarte, seremos buenos amigos, y tal vez también podemos ser algo más que amigos… podemos ser amantes…
Vanesa: Si, puede ser, eso suena atractivo, amantes… ¡No sabes lo mucho que eso me excita!
Alejandro: A mi también me excita mucho, tengo ganas de hacerte el amor – la empieza a besar, pero Vanesa lo empuja…
Vanesa: Pero hay algo que aún no te cuento…
Alejandro: Así, ¿Y qué es eso que aún no me cuentas…? Comenzamos con secretos, que mal…
Vanesa: Pues que Daniela ya aceptó casarse con Ángel…
Alejandro: ¿QUÉ…? ¿DE QUÉ ESTÁS HABLANDO…? – Alejandro se altera –
Vanesa: De nada, de nada… tu tranquilo, ahora vamos a tu casa a pasarla bien…
Alejandro: NO… CÁLLATE…
Vanesa: ¿Qué tienes…? – Alejandro empieza a respirar, se tranquiliza un poco –
Alejandro: Bájate de mi carro… bájate ahora mismo – Vanesa no se bajaba del carro, lo miraba intrigada – ¡QUE TE BAJES MALDITA PERRA…! ¡QUE TE BAJES! – Alejandro abre la puerta y la empuja, Vanesa se queda tirada en la calle –
Vanesa: ¿Qué le pasa? Esta loco, porque me dejó tirada aquí…

Oficina de Don Martín:

Don Martín agarra una maleta… la maleta que guardó hace unos días en su oficina y que contenía una ropa de mujer…

Don Martín (pensamiento): Quiero verte… quiero sentirte – empieza a tocar la ropa – creo que debo ir a mi casa… debo ir con esta maleta… debo ir – entra Don Javier –
Don Javier: Martín, que estás viendo en esa maleta…
Don Martín: A ti que te importa – cierra la maleta – ahora ¿Para que vienes a molestarme a mi oficina?
Don Javier: Quiero saber que vamos a hacer con ese tal Jacinto Dipoilea…
Don Martín: Nada, aceptarlo como uno más de la empresa… no podemos hacer nada más…
Don Javier: Lo se, pero es muy peligroso, recuerda que la empresa no tiene espacio para uno más, tendríamos que recortar el sueldo de los trabajadores…
Don Martín: ¡PUES HAZLO! HAZLO Y VETE… No, mejor el que se va soy yo… me voy a mi casa, necesito descansar…
Don Javier: Muy bien, vete… vete, además ya se va a anochecer, y este día ha sido realmente agotador, desde el encuentro de nuestros hijos hasta la llegada de ese Dipoilea…
Don Martín: Si, adiós hermanito… me voy a mi casa – Don Martín sale de la oficina –

Empresa:

Antonio manejando su carro… escuchando música, va hasta la empresa, estaciona su carro… entra a la empresa… encuentra a Don Martín saliendo…

Don Martín: Nos vemos sobrino, pero espero que no sea en mi casa, porque yo mismo te botaré…
Antonio: No se preocupe, ya entendí que no soy bienvenido en esa casa…
Don Martín: Que bueno, que bueno que lo hayas entendido…
Antonio: Lo que no entiendo es porque Daniela aceptó casarse con Ángel, eso aún no puedo entenderlo…
Don Martín: Debe ser porque no te ama y lo ama a el, así es la vida Antonio… no siempre seremos correspondidos…
Antonio: Es un mentiroso, de seguro la está obligando… usted es una mala persona, a simple vista no lo parece… pero usted es un maldito…
Don Martín: No te permito que me hables así en mi empresa…
Antonio: En realidad no es su empresa, es mi empresa… la mía, porque tengo muchas más acciones que usted, y si quisiera lo puedo botar a usted… Y A TODOS…
Don Martín: Ya veo… ya veo, ya estás empezando a sacar las garras Antonio, tu también eres un maldito…
Antonio: Pues tal vez eso lo herede de usted… herede lo maldito…
Don Martín: Sabes, ya me cansé de pelear contigo, así que será mejor que yo me retire, porque no tengo ganas de pelearme con personas como tú…
Antonio: Yo tampoco tengo ganas de pelearme con personas malditas… como Usted – Don Martín lo mira con rostro de odio – así que será mejor que yo me vaya a la oficina de mi amigo Pablo…
Don Martín: Anda, anda – Antonio se va – idiota – Don Martín también se va, Jacinto los miraba de lejos –
Jacinto (pensamiento): Que se traerán esos dos… esta empresa esta llena de misterios, misterios que yo tengo que resolver…

Casa de Don Martín:

Ángel llega a la casa de Don Martín, camina despacio… va hacía el cuarto de Daniela, el sabía como entrar sin que nadie se de cuenta, ni siquiera la servidumbre… llega al cuarto de Daniela y abre la puerta, Daniela se estaba cambiando, estaba desnuda… después de haberse bañado

Ángel: Daniela que bien te ves – Daniela se pone una toalla –
Daniela: Te he dicho muchas veces que no me gusta que entres a mi habitación de esa forma, no tienes ningún derecho…
Ángel: ¿Cómo que no tengo ningún derecho…? Ya me avisaron… ya me dijeron, ya me comunicó mi suegro Martín que aceptaste ser mi esposa… ¡LO ACEPTASTE…! – la empieza a besar y le saca la toalla –
Daniela: Suéltame, suéltame… ¡ÁNGEL! ¡POR FAVOR! ¡SUÉLTAME! – Ángel la tiro a la cama, ella estaba desnuda y el la empezaba a besar –
Ángel: Me encantas… y hoy serás mi mujer porque no pienso esperar hasta el matrimonio, hoy serás mi mujer…
Daniela: Suéltame – le tira un rodillazo en sus genitales – eso es para que ya nunca me vuelvas a tocar – se cubre con la toalla –
Ángel: Esta bien, pero cuando nos casemos serás mía… ¿Me haz escuchado? Mía y solo mía, de nadie más… te haré el amor las veces que quiera…
Daniela: Me das asco, quiero que sepas que si acepté ser tu esposa es porque no tengo otra alternativa, porque si por mi fura me iría con Antonio… porque a el si lo amo y a ti nunca te amaré ¡NUNCA!
Ángel: Eso dices ahora mi amor, pero después yo se que me amarás… me amarás como yo te amo a ti…
Daniela: Tu no me amas a mi, lo que amas es la fortuna de mi padre…
Ángel: No puedo creer que te expreses así de mi… tu sabes que te amo…
Daniela: ¡VETE! Sal de mi cuarto, no te quiero ver aquí…
Ángel: Esta bien mi amor, pero yo se que tu me amas, yo lo se, ahora me voy, hasta luego mi amor – sale del cuarto –
Daniela (pensamiento): Te estoy empezando a odiar Ángel, nunca había sentido eso, eso llamado odio…



Carro de Alejandro:

Alejandro manejando a toda prisa… ya estaba anocheciendo, eran las 6: 50 de la tarde…

Alejandro (pensamiento): No puede ser… el idiota de Ángel al fin logró lo que quería, Daniela terminó aceptando a Ángel… terminó cediendo, pero yo no lo puedo permitir, esta vez tengo que matarte Ángel… tengo que hacerlo – seguía manejando a toda prisa –

Oficina de Pablo:

Antonio entra a la oficina de Pablo, Pablo lo mira serio, no sonreía…

Antonio: Amigo, te pido disculpas, se que soy un cobarde y que no merezco tu amistad, lo se… pero te pido que me perdones, que me entiendas… tu posición y la mía son muy diferentes, Nicole no es tu prima, en cambio Daniela si es mi prima… y yo ama a mi prima…
Pablo: Si, lo se, claro que lo se… pero me da coraje que te derrumbes tan fácil, tu no eres así, de chiquito tu eras una persona muy fuerte, eras como mi hermano mayor…
Antonio: Si, lo se, y por eso vine a contarte algo… pienso ir, ir a hablar con ella por última vez… y si ella quiere casarse con Ángel, pues… yo ya no puedo hacer nada, solo aceptarlo, aceptar que no mi amor no fue suficiente… que soy un fracaso…
Pablo: No, no eres ningún fracasado, porque al menos lo intentaste – se le quiebra la voz, empieza a botar lágrimas – y ese es el Antonio que siempre conocí… el Antonio luchador…
Antonio: Te quiero mucho hermano, mi hermano… mi hermanito – se abrazan, empiezan a llorar, los dos… y empiezan a recordar su niñez –

RECUERDO:

Antonio y Pablo jugando cuando eran niños…

Antonio: Mi equipo siempre te gana en el fútbol, acéptalo, somos mejores…
Pablo: No, no lo acepto y sabes porque, porque ustedes son más grandes… en cambio nosotros aún no somos tan grandazos como ustedes, eres un piojoso mentiroso…
Antonio: Oye no me digas piojoso, yo no tengo piojos – se empieza a tocar la cabeza –
Pablo: Si los tienes, porque la profesora te encontró uno…
Antonio: Al que le encontró uno es a ti, no seas mentiroso Pablo – se empiezan a pelear y se caen en el pasto del parque donde siempre jugaban –

VOLVIENDO A LA REALIDAD:

Pablo: Yo también te quiero hermano, ahora si… anda con tu amado, anda con tu mujer…
Antonio: Claro, ahora mismo voy, pero antes, me puedes decir la hora por favor, es que mi celular lo dejé en el carro…
Pablo: Si, claro, exactamente son las 7:10 de la noche…
Antonio: Muy bien, entonces me voy, deséame suerte hermanito…
Pablo: Mucha suerte hermano, mucha, pero mucha suerte – lo abraza, Antonio sonríe y sale de la oficina, se encuentra con su padre Don Javier –

Don Javier: Hijo – Antonio lo mira y trata de irse, pero su padre le agarra el brazo – quiero que me disculpes, en realidad estaba un poco ofuscado…
Antonio: No, no te disculpes, pero ya sabes hoy, más tarde, voy a recoger mi ropa de tu casa…
Don Javier: Pero hijo, no estarás hablando en serio, ¿De verdad te piensas ir de la casa?
Antonio: Por supuesto, tu me dijiste que me vaya, y ahora yo me voy… me voy para siempre…
Don Javier: Pero hijo, no puede ser, tu no me puedes dejar…
Antonio: Si lo puedo hacer, y me iré… más tarde voy a recoger mis cosas, a eso de las 10 de la noche, porque antes voy a ir a ver a Daniela…
Don Javier: Hijo, por favor, razona, ella es tu prima, no puedes tener ninguna relación con tu prima…
Antonio: Pues te equivocas, porque si por mi contara, ya hace mucho que me hubiera ido con ella, pero al parecer tu hermano Martín le ha metido ideas en la cabeza, ideas que yo pienso borrar… ahora si, si me disculpas, me tengo que ir, se me hace tarde – Antonio empieza a caminar –
Don Javier: ¡HIJO…! Hijo, por favor… ¡HIJO! – Antonio sale de la empresa, Jacinto lo espiaba, sale y mira a Don Javier –
Jacinto: Que pasó, se le escapó su hijo…
Don Javier: ¡CÁLLATE! ¡YA CÁLLATE! – Don Javier se va hacía su oficina muy molesto –
Jacinto (pensamiento): ¿Por qué estará tan ofuscado el viejito ese? Bueno, eso ya lo descubriré mañana, ahora me voy… estoy algo cansado, pero aquí todavía tengo que averiguar muchas cosas, muchas, pero muchas cosas…

Casa de Don Martín:

Nicole estaba en su cuarto, estaba leyendo un libro, en eso empieza escuchar que su ventana empieza a sonar, alguien le estaba tirando piedras a su ventana… Nicole mira por la ventana, era Andrés…

Andrés: ¡NICOLE BAJA! Baja por favor, necesito hablar contigo…
Nicole: Tu y yo no tenemos nada de que hablar…
Andrés: Por favor Nicole, mírame… mira como estoy, destrozado… me siento muy mal, por favor, escúchame, al menos por última vez…
Nicole: No, no lo haré… será mejor que te vayas, porque no pienso bajar a escucharte…
Andrés: Entonces me mato – saca su pistola y se apunta en la cabeza – te juro que me mato…
Nicole: Tranquilo, no hagas tonterías Andrés, espérame, ya bajo… espérame cinco minutos…

Don Martín estaba en su cuarto, saca su maletín…

Don Martín (pensamiento): Hace mucho que no tenía esta ropa entre mis manos – saca la ropa de mujer que tenía en ese maletín –

Daniela baja a la sala, y encuentra a Ángel…

Daniela: ¿Tu que haces aquí…? Te dije que te vayas – en eso entra Andrés –
Andrés: ¿DÓNDE ESTÁ NICOLE…? ¿DÓNDE…? – entra con una pistola, apuntando a Ángel –
Ángel: No, pues yo no lo se, no me apuntes a mi – en eso Nicole baja –
Nicole: Andrés, vamos a fuera…
Andrés: Lo que tu digas… lo que tu digas mi amor, vamos – ambos salen a fuera –
Ángel: Deberías decirle a tu hermana que se busque mejores enamorados, ese sujeto es un peligro, hasta parecía drogado…
Daniela: Se lo diré, pero ahora dime tú, ¿Qué haces aquí? Te dije claramente que te vayas…
Ángel: Me dijiste que me vaya de tu habitación, pero no de tu casa… a parte no me puedes correr porque esta es la casa de Don Martín…
Daniela: Mira, vete, vete porque te juro que si no te vas, me vale madre lo que diga mi papá, y no me casó contigo, no lo hago…
Ángel: Esta bien, me voy… pero antes, antes déjame darte un beso – Ángel besa a Daniela, en eso entra Antonio y los ve –
Antonio: Así que era verdad, era verdad que me cambiaste por ese imbécil… ¡YA ME DI CUENTA QUE ES VERDAD! – Ángel sonríe y Daniela se pone muy seria –

A fuera de la casa de Don Martín estaban Andrés y Nicole…

Andrés: Mi amor, mírame… mírame como estoy… estoy destrozado, ya no soy el mismo, ni yo mismo me reconozco…
Nicole: ¿Qué te ha pasado…? Tienes razón, estás irreconocible, pareces otro, ¿No estarás tomando o drogándote…?
Andrés: Las dos cosas, pero más la segunda – Nicole se sorprende – Pero lo hago por ti, porque te amo, te amo de verdad, te amo en serio… no como Pablo, yo no te dejaría por nadie…
Nicole: Me da pena lo que estás pasando Andrés, en verdad me da pena… mucha pena, pero tú y yo terminamos y ya no podemos volver… ahora ya no…
Andrés: ¿Por qué? Yo te prometo que si tú vuelves conmigo, yo dejó la droga, dejo el alcohol, dejó los malos pasos, te lo juro…
Nicole: No le puedo creer a una persona como tu, simplemente no le puedo creer a alguien como tu, lo siento mucho…
Andrés: TE JURO QUE TE AMO – Empieza a llorar – ¿Acaso no lo entiendes? Te amo de verdad, no sabes lo mucho que he sufrido, mis padres nunca me quisieron, por eso me dejaron aquí, y ellos se fueron… solo me mandan un poco de dinero mensual y creen que con eso es suficiente, pero no, yo necesito amor… y tu me puedes dar ese amor, mi amor – seguía llorando –
Nicole: No llores Andrés, no llores por favor, no soporto verte llorar – Nicole abraza a Andrés –
Andrés: Ese abrazo… ese abrazo hace que mis fuerzas vuelvan a nacer – Andrés la mira a la cara y la besa –

Aeropuerto:

Una persona bajaba del avión… era Marco, un nuevo personaje…

Marco (pensamiento): Regrese por ti Daniela, solo por ti, por nadie más, volví para conquistar tu amor… para conquistar ese amor que nunca tuve…



Empresa:

Pablo sale de su oficina, y luego sale de la empresa, Alejandro espera a que salga Pablo, que era el último que faltaba en salir de la empresa, excepto por Don Javier… Alejandro camina silenciosamente, como una víbora, silencioso y peligroso… y llega a la oficina de Don Javier…

Alejandro: ¿Cómo está Don Javier…?
Don Javier: Estoy mal… tú ya sabes todo lo que pasó, me encuentro muy mal…
Alejandro: Pues que le parece si nos tomamos un café – saca una bolsa de café, y se pone a pensar: “El café envenenado… cuando se tome este café se irá para el otro mundo…” –
Don Javier: ¿Y por qué mejor no tomamos un café de la empresa…?
Alejandro: ¡NO! No, es que este café es… Ehhh, es café peruano, no sabe lo rico, que es, excelente… lo compré especialmente para usted…
Don Javier: Esta bien, esta bien, espera que los preparo…
Alejandro: Por favor, no se preocupe, yo mismo los preparo – Alejandro sonríe con la malicia que lo caracteriza, y se pone a pensar: “Con esto te vas a morir… viejo idiota…”, la maldad volvió en Alejandro, ni su propia hija pudo ablandar su corazón –

CONTINUARÁ…

Avances del próximo capítulo:

Don Javier: No puedo creerlo, así que eso era lo que ocultabas, eres una deshonra, eres la deshonra de la familia… eso es lo que eres…
Don Martín: ¡Shhhh! Cállate por favor, te pueden escuchar mis hijas y si ellas ven esto, de seguro dejarán de mirarme con respeto…


Pablo: No hables así, por favor hermano, tienes que entender…
Antonio: ¡ENTENDER QUE…! Ya no puedo entender nada, nada… porque ahora ya no tengo nada… Ahora si estoy solo…


LA MUERTE DE UN PERSONAJE ALBOROTARÀ A TODOS...

_________________



Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
  
nefertiti551
super administradora


super administradora

Registrado: 25 Sep 2008
Mensajes: 4553
Reputación: 746.3Reputación: 746.3Reputación: 746.3Reputación: 746.3
votos: 4
Sexo:Esta usuaria es una Mujer
Responder citando
muy buen capitulo abel, como siempre lleno de accion y de escenas trepidantes, la novela avanza muy bien, veo k tenemos nuevo personaje, tiene pinta de ser malo tb, y va a por daniela, lo k faltaba, y el avance, morira seguramente el viejo maldito a manos de alejandro y antonio, esas palabras seran pk daniela le vuelve a rechazar, muchas gracias por el capi abel, estoy muy muy bien.

_________________




http://www.network54.com/Forum/640095
http://www.network54.com/Forum/640192
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
  
belen
lo mejor del foro


lo mejor del foro

Registrado: 03 Oct 2008
Mensajes: 671
Reputación: 130.1
votos: 2
Responder citando
Gracias Abel por tu nuevo capítulo, me encantoooó, pasan siempre tantas cosas q ni se por donde empezar, veo que es un capítulo lleno de recuerdos, Pablo recuerda a Nicole, Antonio a Daniela, Pablo y Antonio cuando eran niños...
Antonio, qué oportunooooo xD, llegó en el momento menos adecuado, justo cuando el bobo de Angel, que por cierto no le aguanto, besó a Daniela... cómo nos lo dejas Abel, qué pasará ahora? cada vez veo más lejos que esta pareja vuelva a unirse.
Y Nicole dice que ama a Pablo... pero ahora Andrés llega llorando, la abraza, la besa.... qué pasará con estos dos?
Vanesa y Alejandro sigo pensando que son tal para cual.
Lo has dejado muy interesante Abel con la aparición del nuevo personaje Marco y... tomará el café envenenado Don Javier?
Me encanta tu novela Abel en serio, cada día está más interesante.
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
  
Abel Blades
lo mejor del foro


lo mejor del foro

Registrado: 26 Ene 2009
Mensajes: 991
Ubicación: Lima, Perù
Reputación: 212
votos: 1
Sexo:Este usuario es un Hombre
Responder citando
Muchas gracias Nefer, muchas gracias Belen!!

Pues si, este capìtulo estubo lleno de recuerdos, los recuerdos de Antonio y Pablo cuando eran niños a mi me enternecieron muchìsimo.
JaJaJa! El Pobre de Antonio llego en mal momento, los vio en pleno beso!!
Y Andrès, pues veremos un lado un poco sensible de el, solo un poco, porque se ha vuelto un energùmeno.
Al parecer Alejandro sigue siendo el mismo, incluso parece que va a matar a Don Javier, ¿Lo lograrà? Pues en el pròximo capìtulo se enteraràn.

Y pues, Nefer, estàs algo en lo cierto, aunque no serà tan villano Marco es màs, tiene poco participaciòn, aunque tendrà un final muy dramàtico.

_________________


Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT - 11 Horas  
Página 1 de 1  
  
  
 Responder al tema  


Crear foro phpbb | foros de Colecciones | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para hosting especialidado en foros phpbb ssd en Desafiohosting.com